Swami Shankarananda Giri

Swami Shankarananda Giri. Nació en la ribera del Lago Chilika en Rambhâ, un pequeño pueblo del estado de Orissa, India, el día después del Janmâstami (el cumpleaños de Krishna.) por lo que sus padres Khetrabasi y Radha decidieron ponerle el nombre de Krishna Chandra (la luna de Krishna), y, al igual que Krishna, fue el octavo hijo de esta humilde familia. Al poco tiempo fue separado de su Madre y llevado a vivir a la casa de su abuelo materno. Pasó su niñez en Bhubaneswar. A la temprana edad de doce años recibió iniciación en Kriya Yoga en Karâr Ashram en Puri, comunidad espiritual fundada por Swami Shriyukteswar, en presencia de Swami Hariharananda Giri y de Swami Narayana “Prabhuji” quien  fue discípulo de Shriyuktewarji durante unos veinte años y dedicó toda su vida a este incomparable maestro hasta su mahasamadhi, el abandono de su cuerpo.

Después de la iniciación visitó a Prabhují cada año que volvía a Puri. A menudo Prabhuji le hablaba de Shriyukteswarji y de la relación maestro-discípulo. Fue profundamente motivado por sus palabras y el deseo de ir a vivir al ashram creció en él.

Más tarde, tuvo la gran oportunidad de pasar un año con Prabhuji en su ashram en Bhisindipur, Bengala. Donde su maestro le dio el ejemplo del constante servicio a los demás

Durante este período, Shankarananda Giri llevó una vida de reclusión en el ashram de su Maestro, sin ver prácticamente a nadie, lejos del bullicio de la vida ordinaria. Aunque ya había meditado con regularidad durante unos cuantos años, Prabhuji le enseñó todos los Kriyas de nuevo, y particularmente le instruyó en los altos Kriyas. Fue muy afortunado, ya que no solía enseñar estos kriyas más que en muy raras excepciones. También compartió con él su preocupación al ver que algunos maestros estaban modificando la técnica. Prabhuji también conocía la astrología cósmica de Sriyukteswarji, y la utilizaba para ayudar a la gente cuando era necesario”.

Baba fue también muy afortunado al tener la posibilidad de servir a muchos maestros de Kriya yoga (Brahmachari Sushilanardaji, Swami Sevananda Giri, Swami Vidyananda Giri, y Swami Satyananda Giri), incluso algunos de ellos quisieron hacerle su sucesor (Prakash Bramhmachari, Swami Atmananda Giri – quien fue el secretario de Yogoda Satsanga Society).

A los treinta años pasó a formar parte de la orden monástica de los swamis, siendo iniciado en la orden por el Jagatguru Shankarâchârya de Gobardhan Math, Puri.

Sirvió a Swami Hariharananda Giri durante unos 30 años con quien trabajó activamente como su mano derecha en la difusión del mensaje del Kriya yoga en la India y en el extranjero durante 13 años (1974 – 1987).

La práctica espiritual (shadana) del Swami Shankarananda Giri le llevó a través de todas las etapas  del Kriya Yoga permitiéndole convertirse en un maestro. Él inicia en Kriya Yoga a cualquier serio buscador, sin importar raza, religión o credo, que desee recibir esta antigua técnica universal. Sus enseñanzas explican la relación de la práctica de Kriya Yoga con las muchos y diferentes tradiciones usadas como medio de evolución espiritual.

Swamiji es autor de Kriya Yoga Darshan (en inglés) el cual ha sido traducido al Francés y al Danés (próximamente lo será también al español) y de Patanjala Yoga Sûtra Kaivalja Darshanam – Bringing the Inner God to Life en inglés y francés (también será traducido al español).. Es fundador de la “Prabujee English Medium School” (escuela secundaria en idioma inglés) así como de un hospital de caridad  que provee terapia yóguica, naturopatía y medicina ayurvédica en el campus del Ashram en Bhubaneswar. Entre sus futuros proyectos esta la construcción de una universidad.

12573129_963927177029322_8401632516729475584_nEn agosto de 2007 Swamiji hizo realidad el sueño de Sriyukteswarji de construir un templo circular para la práctica del Kriya Yoga.

El pensó en un templo circular que incorporase los cuatro yugas, y los sistemas planetario y estelar. Así el discípulo podría sentarse en el templo y ver con facilidad su sonido cósmico, su estrella, signo natal y constelación astrológica.

En un sentido práctico, el templo sirve para recordar a los discípulos la íntima conexión entre Dios, el Cosmos, el Tiempo (Pasado, Presente y Futuro) y el hombre. Cada ser humano, siendo la manifestación de Dios, es también una imagen de toda su creación. Este templo une todas estas conexiones. Es un lugar sagrado para la realización de la Verdad.

Swami Shankarananda Giri ha construido este templo que incluye estatuas a tamaño natural de los cinco maestros del Kriya y tiene capacidad para 200 personas. La cúpula del templo incorpora los 12 signos planetarios grabados en sus posiciones astronómicas. Los 4 yugas y las 27 estrellas fijas están también representadas. El templo armoniza profundas resonancias y poderosas vibraciones facilitando la meditación profunda. En la pared exterior del templo hay 16 cuevas para que los discípulos puedan retirarse a meditar.13906754_1107366462685392_9147115160525541574_n